tour guide
Ángel P Olivares Espinosa
29 marzo, 2020

El Geoparque de la Costa Vasca de la UNESCO es un territorio en las comarcas de Deba Barrena y Urola Kosta que es muy importante en Europa y se debe a muchas razones. Una de ellas es que este Geoparque; que esta conformado por los municipios de Mutriku, Deba y Zumaia, cuenta con una formación rocosa llamada Flysch.
Estas rocas contienen millones de años de la historia de la tierra, como por ejemplo, información importante sobre eventos pasados ​​únicos que cambiaron el curso de la biodiversidad y el clima del mundo para siempre.

Flysch de la playa de Itzurun

¿Por qué son tan importantes las formaciones rocosas de Flysch?

Además del hermoso paisaje que crean estas formaciones rocosas, los acantilados son un lugar científicamente muy importante. Es por eso que una institución mundial como la UNESCO ha nombrado a este territorio como patrimonio mundial bajo la figura de un Geoparque. Esto significa, desarrollar el territorio de una manera sostenible entorno al patrimonio geológico.

El secreto de esta designación y la importancia del sitio está dentro de las rocas, pero también es el hecho de que están muy accesibles y ordenadas.

Hay muchos lugares en el mundo donde puedes encontrar formaciones rocosas tipo Flysch e incluso otros lugares donde las capas de rocas son mucho más antiguas. La tierra en sí tiene 4,6 mil millones de años y aquí, en el Geoparque, puedes encontrar rocas que tienen hasta 300 millones de años. Impresionante, pero comparativamente, rocas muy jóvenes.

Sin embargo, como en ningún otro lugar del mundo, aquí tienes un libro abierto muy accesible de la historia de la tierra, el cual incluye capítulos completos de esta historia.

Asi, en la costa se pueden encontrar secciones enteras de alrededor de unos 14 kilómetros de ancho que tienen 60 millones de años de historia de la tierra; casi página por página, año tras año… Eso, es algo único.

En Zumaia, por ejemplo y junto a la playa, puedes caminar fácilmente 16 millones de años de historia y lo más interesante también es que dentro de esas rocas puedes encontrar información importante y única sobre eventos pasados ​​que se registraron en estas capas y que hoy en día están acostumbrados a define los capítulos de la historia de la tierra. Por ejemplo, la extinción de los dinosaurios!

Muchos geólogos han recorrido estos acantilados para estudiar y proponer cómo era la tierra en el pasado, encontrando fósiles, moléculas químicas e isótopos que darían pistas de climas pasados, pero también extinciones masivas.

Es por eso que el Geoparque de la Costa Vasca y las formaciones rocosas de Flysch que puedes encontrar aquí son tan interesantes y únicas.

Flysch de la cala de Algorri

¿Qué es una formación rocosa Flysch?

La formación rocosa Flysch se encuentra en muchas parte del mundo y de echo prácticamente toda la Costa Vasca. En general y también aquí en el Geoparque, el Flysch es una intercalación de rocas sedimentarias, y en este caso: calizas, margas y areniscas principalmente

Las rocas sedimentarias son uno de los tres tipos de rocas que puedes encontrar en cualquier lugar y, como su nombre lo dice, son rocas hechas de sedimentos.

Lo interesante aquí es que puedes encontrar diferentes rocas sedimentarias intercaladas y no una sola roca y ya está. Esto a causa de que las variaciones en los climas y el ambiente fueron originando distintos sedimentos que se acumulaban uno tras otro, durante millones de años.

La piedra caliza era originalmente sedimentos de arcilla y principalmente muchas conchas pequeñas, las margas eran básicamente las mismas, pero con una mayor proporción de arcilla en lugar de pequeñas conchas y areniscas, como su nombre indica, originalmente era arena. ¿Qué les sucedió para pasar del sedimento a las rocas? bueno … tiempo y presión.

Estas rocas sedimentarias se alternan entre capas más suaves de rocas y capas más duras de rocas, creando una intercalación de hermosos colores y texturas. Ese es el Flysch.

Flysch de Sakoneta

¿Por qué podemos encontrar estas rocas aquí?

Ahora sabes que alguna vez estas rocas eran sedimentos, pero ¿por qué las vemos aquí ahora? La respuesta es increíblemente interesante, especialmente si consideras que la arena, la arcilla y las pequeñas conchas están muy relacionadas con el océano.

Lo creas o no, todos estos acantilados que podemos encontrar en Mutriku, Deba y Zumaia alguna vez fueron el fondo de un mar poco profundo que acumuló toneladas de sedimentos y luego fue empujado hacia arriba por las fuerzas de la tierra.

Para entender este proceso, primero debemos revisar algunos conceptos de la escuela.

Litosfera y placas tectónicas. Tal vez recuerdes que la tierra está dividida en tres capas principales, como una naranja, una manzana o cualquier fruta que el maestro de tu escuela haya mencionado tratando de explicar estos conceptos. La tierra tiene un núcleo en el medio, un manto que cubre el núcleo y una corteza que cubre el manto y la superficie del planeta, este último también se puede llamar la litosfera. Una esfera de roca. Este último es como un rompecabezas de muchas piezas llamadas continentes o placas y están flotando sobre el manto, aplastándose entre sí y moviéndose constantemente creando terremotos y dando forma al paisaje.

Entonces, ¿por qué podemos encontrar estas rocas aquí y ahora?

Hace más de cien millones de años, debido al movimiento de los continentes y las placas tectónicas, la península ibérica se separó de Europa y donde ahora encontramos todo el País Vasco y las cadenas montañosas como los Pirineos había un océano poco profundo. Durante el grueso de millones de años después de que sucedió eso, las capas de sedimento acumuladas, como sucede hoy en día, los ríos transportan sedimentos al océano y también todo lo que vive allí en algún momento muere y se desplaza lentamente hacia el fondo del océano. Pero luego las cosas se movieron nuevamente, chocando la península ibérica con Europa, creando una gran presión y levantando estas rocas y creando los Pirineos, que por cierto son antiguos arrecifes de coral!

Pasó el tiempo y estas rocas expuestas han sido erosionadas por fuerzas naturales como el océano, el viento y el hielo, pero también, talladas y moldeadas por humanos.

¿Te gustaría saber más y ver estas rocas de cerca?

Reserva un excursión con Basque Nomads!

Reservar una excursión