tour guide
Ángel P Olivares Espinosa
8 noviembre, 2019

Descubre más que sus acantilados, Zumaia guarda tesoros naturales que son dignos de explorar y donde no te agobiara el flujo masivo de otros turistas.

Empezaremos esta sucesión de artículos sobre los tesoros naturales de Urola Kosta enfocándonos primero en Zumaia. Fundada en 1347 en torno a un antiguo monasterio y hospital, Zumaia hoy en día está reconocida por los increíbles paisajes y acantilados que la rodean. El flysch y la ermita de San Telmo son sus puntos más reconocidos, sin embargo cuenta con otros tesoros naturales e históricos que pocas personas conocen. Su gastronomía en torno al pulpo la hacen única, al igual que el txakoli que se produce en sus alrededores rurales. Zumaia alberga la famosa playa de Itzurun, excelente para la práctica de deportes acuáticos como el Surf. Ubicada dentro del Geoparke de la Costa Vasca, este pueblo es un excelente punto de partida para visitar, entre otros, Algorri, el barrio de Elorriaga en Deba y el de Askizu en Getaria.

Zumaia ha tenido tanto éxito recientemente como destino turístico que el gobierno local y la administración del Geoparke de la Costa Vasca han tenido que plantearse regular el número de visitas a ciertos lugares como Algorri, famosa cala donde ir a ver los acantilados con otros cientos de turistas resulta ya poco placentero. Otros lugares que ya tienen un flujo masivo de turistas son el centro del pueblo, la fuente de San Juan y la ermita de San Telmo. Frente a esta situación y la amplia gama de sitios interesante y poco visitados, es importante explorarlos para así poder conocer este destino sin abrumarse con la presencia de otros visitantes y sin generar incomodidad entre los residentes.

Zumaia cuenta con otros lugares interesantes para visitar, como por ejemplo Talaimendi. Desde aquí obtendrás hermosas vistas al pueblo, el bosque de San Miguel de Artadi, la desembocadura del río Urola y las cimas de Izarraitz.

Talaimendi, de unos 80 metros de altitud aproximadamente, ofrece una de las mejores vistas de la costa del cantábrico y sin duda, del propio Geparke de la Costa Vasca. Este lugar antiguamente sirvió como punto de vigilancia para divisar las ballenas, pero también para los nacionales durante la guerra civil, quienes dejaron huella de su puesto de vigilancia en el lugar. Desde Talaimendi se puede ver la desembocadura del Río Urola, importante vía de comunicación desde la prehistoria. La ría del Urola, al igual que el tramo litoral Deba-Zumaia, es Biotopo protegido y guarda lugares dignos de visitar como las dunas de Santiago y el humedal de Bedua, sitios accesibles donde se pueden conocer la flora y fauna a un paso del pueblo.

Por último, el bosque de San Miguel de Artadi, como su nombre Artadi nos indica, es un encinar como del que pocos quedan. Éste lugar que se ubica cruzando la ría del Urola guarda uno de las masas forestales nativas más importantes del país vasco y de todo el cantábrico. Pasearse por este bosque resulta un placer durante todo el año ya que la Encina no pierde sus hojas durante invierno y así mantiene su hermoso verdor.

Reserva una visita guiada o contáctame si quieres visitar estos espacios naturales.

Reservar una excursión